¿Cómo quitar marcas de granos? Los trucos definitivos

Las marcas de granitos posteriores al acné son una de las mayores molestias que más comúnmente afectan a nuestra piel pero, aunque no lo creas, hay trucos y remedios que puedes poner en práctica tú misma para reducir su apariencia. Te los contamos a continuación.

Si has sufrido alguna vez en tu vida los efectos del acné, reconocerás que, después de estos granitos, las marchas y manchas que dejan tras de sí son una de las mayores molestias que pueden afectar a nuestro cutis. Y es que aunque el acné es en la mayoría de los casos un asunto que permanece en la adolescencia, también en la edad adulta es posible que aparezcan brotes de acné a causa del estrés o la mala alimentación, y por todo ello muchos adultos tienen que lidiar tiempo después con las marcas que los granitos dejan en nuestro rostro.

Acaba con las cicatrices: remedios naturales para sanar tu cutis

No todos los remedios naturales y caseros son efectivos en todo tipo de pieles. Por eso, cuando los pruebes, deberás ver cómo reacciona tu piel y si, efectivamente, el remedio en cuestión es efectivo. Así, si tu piel es grasa, deberás huir de productos que la hidraten en exceso y, si por el contrario es seca, deberás huir de aquellos que la resequen todavía más.

Además de estos trucos, es conveniente que para evitar que la apariencia de las marcas y cicatrices empeore, utilices siempre crema facial con protección solar, ya que el sol es un poderoso agente de envejecimiento. Y, si es posible, trata de combinarla con una crema con colágeno, ya que la falta de esta proteína puede provocar que los granitos dejen marcas más visibles.

Aloe vera
Es sabido por todos que el aloe vera es uno de los mejores remedios para hidratar, cuidar nuestra piel y ayudarle a que se regenere. Aunque siempre puedes utilizar cremas y geles hidratantes elaborados a base de aloe vera o que contentan extracto de esta planta como ingrediente, lo idea es que te hagas con una de ellas de la que puedas extraer la pulpa. Es la forma más pura en que puedes utilizarlo. Sus propiedades calmantes y regenerativas hidratrán tu piel en profundidad y la ayudarán a desintoxicarse y reducir la inflamación.

Aceite de rosa mosqueta
Este aceite también es conocido por ser uno de los remedios más eficaces en el cuidado de la piel. Es hidratante y tiene propiedades regenerativas, por lo que puede ser un gran aliado para curar las lesiones de tu rostro y disimular la apariencia de las cicatrices. Aplícalo cada noche antes de dormir a través de un masaje.

Aceite de coco
Al igual que ocurre con el aloe vera, podrás encontrar en el mercado multitud de cremas y productos cosméticos que contengan leche de coco o aceite de coco como uno de sus ingredientes. De todos modos, te recomendamos que también en este caso utilices el aceite de coco en su forma más pura para hidratar y sanar tu piel. ¿Cómo? Puedes encontrarlo en supermercados. Se trata del mismo aceite que se utiliza para cocinar y tiene importantes porpiedades hidratantes. Pero, ¿sabias que además es una excelente solución desmaquillante?

Miel y limón
Las mascarillas de miel y limón pueden hacer mucho por tu piel. Aplicados sobre cicatrices, estos dos ingredientes antioxidantes consiguen que la piel se regenere, retirar las células muertas, limpiar, suavizar e hidratar. Para prepararla, solo tienes que mezclar una cucharada generosa de miel con el zumo de medio limón y aplicarla sobre tu piel con una espátula. Esta mezcla también es util para unificar el tono de la piel y reducir las manchas dado que el limón es un componente ácido. Por eso, antes de poner este remedio en práctica, asegúrate de que tu piel lo tolera.

Otros tratamientos
En ocasiones los remedios naturales no son suficientes para eliminar las cicatrices, las manchas y las marcas de los granos, sino que nuestra piel necesita tratamientos más específicos para sanar. Por eso, si las imperfecciones de tu cutis te acomplejar y a limpieza e hidratación no son eficaces, es conveniente que acudas a tu médico. Este te derivará al dermatólogo y juntos podréis dar con el tratamiento más eficaz.

Peeling químico facial
Después de los remedios naturales, el peeling es uno de los tratamientos menos invasivos y que más pueden hacer por nuestra piel. Consiste en la exfoliación de la capa superficial del cutis a través de productos químicos. De esta manera consigue eliminar las capas dañadas y, con ellas, las marcas y cicatrices de los granos. En función de la calidad de tu cutis y la gravedad de las marcas, el dermatólogo que te trate aplicará productos de mayor o menor intensidad.

Dermoabrasión facial
Este procedimiento se lleva a cabo con un instrumento en cuya punta encontramos un diamante o un cepillo de alambre cuya función es desgastar la capa externa de la dermis. Así, la piel que se regenera es más lisa y sana.

Láser facial para rejuvenecer el rostro
Este procedimiento debe ser realizado por un dermatólogo. El láser se ocupa de eliminar la primera capa de nuestra piel, que está dañada, para que después se regenere. Este tratamiento suele requerir de anestesia local y puede tardar entre 30 y 60 minutos. La piel se regenerará por completo en, como mucho, 10 días.

Terapia de láser facial fraccionada
Este tipo de tratamiento actúa sobre la piel en profundidad, más aun que la terapia con láser convencional. en este caso, el dispositivo láser no daña la capa superior de la piel. Por el contrario, después de las sesiones de terapia láser fraccionada, la piel se ve ligeramente enrojecida, por lo que el tiempo de curación es más breve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *